domingo, 18 de enero de 2009

De regarla y seguir regándola

Estoy en un punto en que todo lo que digo y hago es o va hacer algo malo la estoy regando y gacho. No sé qué hacer y qué decir, si digo todo lo que siento malo, si no lo digo malo, o tal vez es como lo digo, o como lo hago.


Ya no se qué hacer, a la persona que más quiero la estoy hartando con todo esto y creo que hasta ya la hago sentir mal. Solo quiero decirle que todo lo que hago es porque la extraño y no sé cómo controlar todo esto.

Te quiero mucho tu y no te pediré disculpas por que se que no es lo que quieres leer.
Entre otras cosas a mi perrita hoy se le reventaron los puntos de su operación, me desespere y por un momento creo perdí la calma (me di cuenta que es como tener un hijo :S)

Saludos para quien vea esto.

1 comentario:

Jadis ♪ dijo...

Ojalá la perrita esté mejor. Tienes razón, son como hijos... incondicionales, y siempre necesitaran de ti, aunque ladren y se enojen de vez en cuando.

Ah, conozco ese punto, pero si todo es tan malo ¿qué más da? :)